Hospital angelino se enfoca en combatir el cáncer de seno


El cáncer de seno es el más común entre mujeres, y el que cobra más vidas entre latinas, y es por eso que la detección temprana es clave para salvar vidas.

Un hospital angelino se ha dedicado a ofrecer un programa para atender específicamente esta enfermedad.

Dos veces por semana, el hospital Adventist Health White Memorial, en el este de Los Ángeles, se reúne un grupo de apoyo para quienes necesitan más información sobre exámenes, tratamiento, cobertura médica y prevenir este cáncer.

La lucha sigue y seguirá para evitar que más mujeres mueran por cáncer de seno.

Adamari llora al recordar su batalla contra el cáncer

[TLMD - LV] Adamari llora al recordar su batalla contra el cáncer

«En el mero día de mi cumpleaños me dieron la noticia, terminaba de apagar las velitas de mi pastel”, dijo Cecilia Lozano, sobreviviente de cáncer.

Hace dos años de esa fecha, ahora, luego de ocho quimioterapias y mucho amor por parte de sus hijos, Lozano esta lista para la siguiente etapa, informar a otras mujeres.

«Es tan caro el tratamiento, el medi-cal no lo va a cubrir, la seguranza que tenemos es pobre es rica, no sé», señaló Lozano.

Pero gracias al hospital Adventist White Memorial, existe un centro para estas personas.

«Ya sea el seguro del medi-cal, servicios que provee el estado o los servicios sociales que ofrece cada hospital», dijo Cristina Gómez, una psicóloga.

Hace casi dos décadas, el boxeador Oscar de La Hoya hizo una donación a este centro en honor a su madre, quien murió por cáncer de seno luego de ser detectado demasiado tarde.

“Tienen dificultad ponerse ellas primero, cuidarse, ir al médico, porque dicen tengo que atender a mis hijos, tengo que atender a mi esposo, tengo que trabajar», indicó Gómez.

La señora Virginia tiene dos pequeños y han sido clave en su recuperación.

«Cuando me mire en el espejo, yo llore, y mi niña me dijo mami no te preocupes, usted se mira muy bonita, aunque no tenga pelo», dijo Virginia Anselmo, sobreviviente de cáncer.

Ahora ella trajo a una de sus amigas al centro Cecilia González de la Hoya donde no solo le ayudarán con las solicitudes para recursos médicos y psicológicos, pero también con apoyo moral que al menos para Emma Toledo no tiene precio.

“Aquí vengo porque me siento bien, no me deprimo y sigo hasta que Diosito me recoja», comentó Toledo.

El grupo de apoyo se reúne los lunes, de 4 a 6 p.m., y los martes de 10 a.m. a 12 del medio día en el centro Cecilia González de la Hoya, en la Avenida César Chávez.

Para más información en español llame al 310-314-2555 X2593 o la línea directa al 1-310-314-2555.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *